El Xiaomi Redmi Note 5 es uno de los gama media de 2018 que más nos gustó, y que evolucionó linealmente hasta llegar a su sexta generación, el Xiaomi Redmi Note 6. Dispositivos que destacaron por sus baterías de 4000mAh, el buen desempeño de sus cámaras fotográficas, y el el buen rendimiento que logra MIUI en procesadores de la gama 600.

Este fue uno de los puntos más criticados de la sexta generación Redmi, y es que se repitió el procesador de su antecesor, el Snapdragon 636 de Qualcomm. En la séptima generación, el Xiaomi Redmi Note 7 heredaría, según las filtraciones, el procesador de su hermano el Xiaomi Mi A2. Hablamos pues, en este caso, del ya probado Snapdragon 660, visto en móviles de gama media-alta de las firmas más tradicionales.

El Xiaomi Redmi Note 7 repite fórmula

Xiaomi Redmi Note 7 filtrado

Según hemos podido ver en las pruebas de Geekbench el Xiaomi Redmi Note 7 monta como corazón el procesador Snapdragon 660 de Qualcomm. Este se compone de 7 núcleos con una frecuencia máxima de 1.8 GHz. La unidad que ha pasado por el test contaba a su vez con 6 GB de memoria RAM, dejando dudas sobre si esta será la versión base, o si contaremos con los clásicos 4 GB de RAM habituales en esta gama. La puntuación obtenida por este dispositivo ha sido de 1462 puntos en Single-Core y 4556 puntos en Multi-Core. Se trata de puntuaciones muy similares respecto a las que encontramos en un Xiaomi Mi A2, garante de que el desempeño del terminal será más que suficiente para tareas habituales y juego casual.

No hay fecha confirmada ni rumoreada para la llegada de este dispositivo a china, por lo que tan solo queda esperar a que este gama media que aspira a top ventas se acabe materializando. Xiaomi tiene clara la fórmula del éxito en esta gama, por lo que, de seguir en la línea de sus antecesores, repetiríamos con una batería de 4000mAh, doble cámara, notch –no tendrá agujero salvo sorpresa e inclusión de un panel AMOLED–, y Android 9 basado en MIUI 10.

Fuente: andro4all